– Sueños Perdidos –

En los edificios
rondan crueles los temores.
Se huelen represalias
en la oscura humanidad.
Por el precipicio
son lanzados los amores.
Despiertan con espanto
hacia la dura realidad.

Pero a Víctor Jara
y su tributo al amor
lo rehacen;
así emerge del túnel una ilusión,
nadando al garete solo, empeño,
aquella promesa cruel del sueño.

Oh, sueños perdidos,
sueños del viento,
sueños del mar.
Oh, sueños perdidos,
sueños del tiempo
que volverán.

En los pensamientos
sombras de arrepentimiento
se esconden de la escena
que se niegan a rodar.
Vuelven ilusiones,
vuelven viejas emociones
que elevan la esperanza
a ser la única verdad.

Vuelve el fugitivo
del paraíso prometido.
Sólo existe el tiempo que vendrá,
y el único testamento en juego
quema la realidad de un sueño.

Oh sueños perdidos…

Sueños perdidos,
en soledad.
Sueños del viento
que volverán.
Sueños del tiempo
que invocarán
sueños perdidos
de soledad.