– Se quedó esperando –

Salí arrancando de mi tierra tan querida
con un vacío que aún me anda rondando,
incluso miedo de tantas amenazas,
incluso rabia, despojado y llorando.

Sin despedirme, no llevo nada conmigo
porque pusieron precio a mi cabeza,
incluso encuentro a los otros desplazados,
incluso arrastran también las inclemencias.

¿Por qué… me quitan el suelo?
¿Por qué… nos quitan la vida?
Porque entretanto
me despierto cada día,
y allá la tierra se quedó esperando.
Porque entretanto
me reinvento cada día,
y allá la tierra se quedó esperando.

Llegué temblando y enfrentándome al bullicio,
buscando techo y comida en los suburbios,
incluso abrigo para mujer y niños,
incluso el agua para enjuagar las penas.

Desalentado, por esta ciudad perdido,
desorientado con las falsas promesas,
incluso herido de tanta indiferencia,
incluso duele la lluvia en mi cabeza.

¿Por qué… me quitan el suelo?
¿Por qué… nos quitan la vida?
Porque entretanto
me despierto cada día,
y allá la tierra se quedó esperando.
Porque entretanto
me reinvento cada día,
y allá la tierra se quedó esperando.