– Quería protejerte –

No quiero llantos
inútiles.
Quiero el recuerdo fiel
de pájaros.

Risas en el jardín,
revoloteando,
y la brisa del mar:
un libro hablando.

Voy navegando a Tarragona.
Sigo esperando en tu memoria.

Me voy danzando una sardana.
Siento tu aliento cada mañana.

Quería protegerte,
quería protegerte.

No quiero al aire
vendido.
Quiero respirar bien
la vida.

La última fiesta
antes de volver,
y te imagino igual,
sonriendo en casa.

Voy navegando a Tarragona.
Sigo esperando en tu memoria.

Me voy danzando una sardana.
Siento tu aliento cada mañana.

Quería protegerte,
quería protegerte…