– Camina caminante –

Camina caminante, sigue.
Sigue la huella del mar.
Camina caminante, sabes
que te pueden deportar.
Tus pasos sorprendidos, extraña ciudad,
sintiendo la nostalgia del propio lugar.
No puedes mirar atrás.
¿A dónde vas a llegar?

Camina caminante, sigue.
Dime qué vas a buscar.
Camina caminante, dime:
dime dónde está tu hogar.
Tus pasos sin fronteras, destino ilegal,
respirando en secreto, muda libertad.
No puedes mirar atrás
desamparado en el mar.

Recorrí los barriales,
registré los portales,
y yo no encuentro nada.
Recorrí en procesiones,
me perdí en los rincones,
y no me importa nada.
Están tendidos al sol mis pantalones de ayer.

Camina caminante, sigue.
Siente el contraste del pan.
Camina clandestino y mira
si puedes hoy trabajar.
Tus pasos escapando de aquel oficial,
sintiendo a la jauría y sin lamentar.
No puedes mirar atrás –
o tendrás que declarar.

Recorrí los canales,
me escondí en los volcanes
y ya no siento nada.
Recogí las migajas,
reviví en la barcaza
y alrededor del alba.
Están heridos al sol mis pensamientos de ayer.

Recorrí catedrales,
descubrí los glaciales,
dormido en la explanada.
Recorrí los ramales,
enrumbé tempestades,
perdido en la mañana.
Están secándose al sol mis cicatrices de ayer.