– La cama fría –

Que vertiginosa vida
Que puñal para escalar
Lápida sangrante, olvidará.
Se rompieron, malasaña
Los cordeles del cuartel
Traicionero no te olvidarán.

Mirándote en el espejo del dolor,
se quiebra, porque es el retrovisor.

Tanta vanidad, tanta hipocresía.
Si el cuerpo después de muerto va ha parar a la tumba fría.
Tanta la maldad, tanta cobardía
Si el entuerto después de muerto se retuerce en la nada fría.

Tormentosa la calumnia
Se retuerce de rencor
El último detalle se olvidó.
Derramando la vergüenza
Del vacío, sin amor
Culmina tu existencia de cartón.

Mirándote en el espejo del dolor,
se quiebra porque es el retrovisor.

Tanta vanidad, tanta hipocresía
Si el lamento que deja el muerto se lo engulle la noche fría.
Tanta la maldad, tanta cobardía
Si el muerto testigo cruento te remueve la cama fría.

La cama fría,
La que espera tus vergüenzas
Tu cinismo sin abismo
Cama fría del rencor
Del vacío sin amor
Del espejo tan perplejo
De la sangre y el dolor
Y del crimen sin perdón.